Sunday, April 23, 2006

Puente Celeste @ Chacarerean Theatre 27.04.06

No es fácil describir la música de Puente Celeste. En otro contexto no lo haría, la disfrutaría y ya o me quedaría pensando indefinidamente. Hay incontables elementos, pero ninguno adquiere protagonismo por demasiado tiempo. Aún así tampoco resulta un aburrido desfile de recursos. Parecería haber una intención clara de buscar un equilibrio en este aspecto. Accidental o no, el resultado es diversión en el más amplio sentido de la palabra.

Todos los músicos tocan instrumentos acústicos a excepción de un piano que viene de un sintetizador. Uno encargado de un contrabajo; otro de guitarras y de una especie de mandolina de 12 cuerdas; piano, melódica y acordeón por otro lado; clarinetes, flautas y silbidos a cargo de un cuarto músico y una batería de percusión ecléctica a más no poder. El guitarrista, el percusionista y el clarinetista también cantan.
Los cinco integrantes cubren con creces sus funciones, pero tengo que destacar lo realizado por la percusión y los vientos. Independientemente de la simpatía de los componentes de la percusión, la variedad de timbres resultó interesantísima y había criterio a la hora de utilizarla. Como el manojo de hojas secas de palmera que dejaban un sonido absolutamente otoñal, algunas partes de la percusión aportaron muchísimo clima. Por el lado de los vientos el trabajo fue muy bueno, pero tengo que remarcar que nunca escuché a nadie silbar con tanto control. Y los solos en unísono de acordeón y flautín fueron violentamente cautivantes.

Desde lo musical sobrevuelan el mundo entero sin aterrizar en ningún lado, así que hablar de referentes o guías creo que sería casi inútil. Pero se percibe alguna cadencia o solo del jazz, alguna guitarra medio folklórica y algunos ejercicios de improvisación con señas. Pero hacer la listita de todo lo que hacen no tiene sentido porque, aún más en este caso, el todo es más que la suma de las partes.


Chacarerean Theatre resultó, a pesar del horrible nombre, un lindo lugar. Detrás del escenario hay un ventanal muy grande a través del que se puede ver un árbol (ni idea cuál es) bien iluminado del cual se desprendían hojas mientras la banda tocaba. Muy bonito.

Lo mejor:
- El equilibrio logrado por la banda
- La percusión²
- Lo fácil que fue disfrutar el recital

Lo peor:
- Dos acoples
- Lo difícil que resulta encontrar cosas para 'Lo peor'



Lugar: Chacrerean Theatre
Precio: $ 20
Mesa en primera fila

Thursday, April 20, 2006

Zamacuco @ Centro Cultural "Los compadres del horizonte" 22.04.06

En Zamacuco suenan una batería de percusión folklórica, una guitarra criolla, un bajo eléctrico, una flauta traversa, una quena y una voz femenina. A lo largo del concierto se sumó alternadamente guitarra eléctrica, clarinete, violín, güiro, acordeón, y más percusión. Es bastante claro que la propuesta busca arrimarnos a ritmos sudamericanos y folklóricos de latinoamérica y creo que lo logran con sobrado éxito. La cantante (y frontwoman) fue agraciada con el don de la simpatía y tiene suficiente presencia como para interesarnos en lo que tienen para contar. El bajo es discreto y correcto aunque el sonido se saturaba cuando hacía frases agudas. Empezaron muy de abajo el recital, pero entre las cumbias y los fraseos de la flauta en unísono con el violín o el acordeón levantaron lo suficiente como para que el público empiece a mover las cachas.

Si van a ver a Zamacuco se van a encontrar con un ambiente muy festivo, y si se quieren ir antes espero que no se encuenten con lo que me encontré yo, que merece un punto y aparte...

Ok, el Centro Cultural "Los compadres del horizonte" no es La Trastienda, Acatráz ni Notorius. No disponen de la infraestructura ni las instalaciones de esos tres. Es un centro cultural y seguramente la RE pelean. Pero estoy indignado por la imbecilidad de quien sea que haya decidido que mientras el recital se lleva a cabo, la única puerta de acceso (de metal, pesada) esté cerrada con llave. No me quise quedar a los bises (la banda lo ameritaba, pero mi estado de sueño no) y al llegar a la puerta estaba cerrada y con llave. Por lo menos 250 personas estaban en el primer piso al que se llega a través de una escalera típica de casa (metro y medio de ancho o menos). Me molesta haber estado arriba, haber pagado mi entrada y no saber de esto. Los $7 no importan, lo que me importa es haber cooperado con un lugar que, por lo menos hoy,
hizo esto. Probablemente tener la puerta abierta hubiese sido una amenaza para la seguridad de todos los que estabamos ahí (practicamente entraba cualquiera), pero me resulta injustificable aún así.
Lo que sucedió arriba del escenario no tiene que ver con esto, aunque inevitablemente se opaca la actuación ante semejante imbecilidad, si la banda tiene o no responsabilidad en este negligente episodio escapa mi conocimiento. Quizás sueno a viejo choto prematuro de 24 años, pero creo que si no aprendemos nosotros mismos nos merecemos muchos más Cromagnones, Ibarras, Macris, Grondonas, Kheyvis, Lapas y Nicolases Repettos (acaso la peor tragedia en la historia argentina).

Lo mejor:
- El percusionista
- El clima distendido y relajado que propuso la banda.
- El clímax del recital, Pío Pío. Siempre rescato lo lindo que es ver a una banda divertirse en el escenario.

Lo peor:
- El imbécil que decidió cerrar la puerta.
- Los imbéciles que pagamos la entrada.
- El guitarrista invitado. Su desprolijidad no cuadra en un contexto tan prolijo, aunque estuvo mejor que la vez anterior que los ví estoy seguro que en otro contexto tiene más para ofrecer.



Lugar: Centro Cultural "Los compadres del horizonte"
Precio: $ 7
Entrada única

Wednesday, April 19, 2006

Camille @ La Trastienda 19.04.06

Play en inglés quiere decir, entre tantas otras cosas, jugar y tocar un instrumento. En francés no, son dos palabras separadas. Pero a Camille evidentemente no le importa. Es lo más parecido a una nena de 2 años y medio que vi arriba de un escenario desde Ferny, la versión rioplatense de Jordy, el bebé que canta más gay del mundo. Afortunadamente en este caso hay mucho talento involucrado. La banda constaba de 3 integrantes: Un contrabajista/bajista que tenía un hi-hat y un bombo a sus pies; un pianista y acordeonista; ella con su tecladito MIDI para controlar un delay con el que hacía unos loops con sonidos vocales muy interesantes. Chasquidos, sonidos ululantes, gruñidos de diversos tamaños, respiraciones, jadeos, consonantes, y miles de recursos más al servicio de una nena de 2 años y medio superdesarrollada y sus dos asistentes musicales que también desplegaron recursos vocales a lo pavote.

Llegó presentando su último disco Le Fil, El Hilo. En este disco hay una voz femenina cantando un Si de principio a fin uniendo todos los temas como con un hilo. Lo mismo sucede en vivo y, según dice ella, lo mismo sucede en nuestras vidas.

Para hacerse una idea del sonido de Camille piensen en Björk, sáquenle las máquinas, súbanla un poco de registro, sáquenle exotismo y agreguenle sinceridad y creo que tenemos algo parecido a Camille. Pero mejor que hacer estos ejercicios de viejo malhumorado pídanle a su eMula amiga que les procure el disco Le Fil de Camille.

Lo mejor:
- Cuando entró y armó el loop de 'La jeune...', Au port y Janine 1,2 y 3
- Algún que otro chiste, una mina graciosa, raro.
- El chabón con la remera de Tachdaun.

Lo peor:
- El sonido a los costados del escenario, muy flojo.
- Las minitas cantando, todo bien pero no, che...



Lugar: La Trastienda

Precio: $ 23 (20 + 3 de Ticketek)
General de pie

Monday, April 17, 2006

Saludos

Hola,

la intención de este blog es hacer una breve reseña sobre espectáculos musicales o espectáculos muy ligados a esto de combinar sonidos a lo largo del tiempo. La oferta va a ser lo más variado posible aunque se va a hacer complicado escapar al entorno socio-cultural que me rodea y del cual soy parte que me acerca inexorablemente al rock. No van a faltar el jazz, la música experimental, ni algunas sinfonía u opera de vez en cuando. El contenido periodístico va a ser lo más cercano a nulo que sea posible más allá de lo meramente informativo.
Este miércoles arrancamos con Camille en La Trastienda.
Cualquier comentario, sugerencia y participación es bienvenido. Estaría bueno incluso que en algún momento seamos varios los que escribimos las reviews, pero bueno. Primero lo primero.